fbpx

Origen del Té, su leyenda y descubrimiento

El en cualquiera de sus variantes, es la segunda bebida más consumida en el mundo, solo el agua está por encima del Té, ni el café, los refrescos, el vino o la cerveza han conseguido bajarle de ese meritorio puesto. Llegar a ese puesto y lo que es más difícil, mantenerlo, no es fruto de la casualidad, han sido muchos los años  que han tenido que pasar para que sus beneficios fueran conocidos y apreciados.

Más costo aceptar su diferentes formas de elaborarlo, no vale hacerlos de cualquier forma, tampoco vamos a pedir hacer la ceremonia del Té cada vez que nos apetezca tomarnos una taza de Té, no, pero si debemos tener en cuenta que las cantidades, los tiempos de reposo y la temperatura en la que se infusiona, tienen mayor importancia de la que le damos.

No tenerlas en cuenta, nos privará de apreciar lo espectacular de su sabor natural, recordar que si nos pasamos con el tiempo de infusionado, el té soltará sus taninos de forma acelerada y agriará su sabor. Si el Té no brilla con su máximo esplendor, sus beneficios no serán los mismos.

Descubrimiento

Son muchas las historias que cuentan quien y como se descubrió el Té, os dejamos alguna de las que hemos podido recopilar, seguro que hay muchas más sin saber a ciencia cierta la veracidad de ninguna de ellas.

La más conocida es la que cuenta una leyenda china, el TÉ surgió de la mano de un emperador llamado Shen-Nung, y cuentan que probó de casualidad el Té y se sintió tan reconfortado que ordeno plantar semillas de ese árbol silvestre por todo su imperio, y con ello nació el TÉ, eso cuentan que fue por el año 2.737 a.C. y dicen que: «Un día, mientras descansaba a la sombra de un árbol de té silvestre, una ligera brisa de verano agitó las ramas del árbol, desprendiendo varias hojas de sus ramas. Por buena fortuna, las hojas cayeron en el agua que estaba hirviendo. La infusión adquirió entonces un aroma agradable, que despertó la curiosidad del monarca por probar tal mezcla. La bebida, deliciosamente refrescante y reconstituyente, le cautivó instantáneamente y le atribuyó dotes medicinales«.

Otros escritos, atribuyen el descubrimiento del té al hijo de un rey perteneciente al linaje Bramini y monje hindú, y que fue de los primeros en promover el Budismo Chan en China, el cual luego se lo transmitió a Japón como Budismo Zen. Ese príncipe llamado Bodhidharma, cuenta la leyenda, fue el que descubrió los efectos energizantes del té y lo usó como tónico medicinal y reconfortante, cuando viajó por toda Asia expandiendo el Budismo y teniendo como compañero de viaje al Té, allá por el año 527 d.C

Hasta se cuenta que fueron los árabes los que ya conocían el té gracias a los viajes que sus caravanas hacían a Oriente, ellos ya tenían por costumbre hervir el agua, por su mala calidad y como forma eficaz para impedir la entrada de gérmenes en su organismo, y no sabemos si por casualidad o por darle otro sabor, deciden poner la hoja del Té en ese agua y es donde descubrieron la infusión de unas hojas con sus efectos beneficiosos para la salud. Además, su especial sabor resultaba acorde, por contraste, con los alimentos exageradamente dulces de su cultura.

pexels pixabay 235648 pexels pixabay 235648

Su Leyenda

Si algo tiene el y nadie discute, es la cantidad de beneficios que aportan, avalados por cientos de estudios y sobre todo, basándose en siglos y siglos de historia y de historias por todo el mundo que verifican su poder. Tal fue su fama y valor, que hasta fue usado como moneda de cambio en China, allí existía una ruta de más de 6.000km usada para expandir negocios y se usaba para el intercambio de mercancías entre las diversas regiones del oeste de China, el Té valía más que la porcelana o la seda, se llegaba a cambiar por valiosos caballos que se usaban para recorrer esa ruta, su valor seguía aumentado y se llego a aceptar el Té como moneda de cambio con metales preciosos o medicinas, lo que llevo a llamar ese recorrido como «La Ruta del Té» que luego paso a denominarse «Ruta de la Seda».

pexels jose esquivel 6351882 pexels jose esquivel 6351882

Esta ruta ayudó a la comercialización del té a países fronterizos, como la India, Vietnam o Skri Lanka. Durante los primeros siglos, por el año 400 d.C, China aprovechó el auge del té para exportarlo también a Japón y al Tíbet.

Hay una leyenda que atribuye la difusión de ésta bebida en China, a la dinastía T’ang, cuando el monje budista Lu Yu, conocido como el patrón del té, recopiló experiencias y conocimiento de sus antepasados hasta estar convencido de que “el té simboliza la armonía y la misteriosa unión del universo”.

La llegada del Té a Japón dio más importancia al Té de lo que ya tenía antes, Japón creó una ceremonia especial para degustarlo. La ceremonia es conocida como ‘chanoyu’ y se realiza en el suelo de las ‘casas del té’. Se trata de todo un acto social donde los asistentes se deben descalzar al entrar a las casas y se ponen calcetines blancos. Toda la ceremonia se hace en un silencio total que sólo queda roto de vez en cuando por un ‘gong’ que indica el comienzo de la preparación del té y el momento en el que está listo.

De cómo llegó a Europa, también encontramos varias leyendas, unas cuentan que fueron los portugueses que lo importaron desde la India, otros cuentan que fue Rusia la vía usada como su entrada a Europa y otras historias nos cuentan que fue Marco Polo en sus numerosos viajes a la India y China, en los cuales como mercader y viajero, transitó la ruta de la seda para traer el Té a Europa desde su llegada al puerto de Venecia.

Inglaterra es actualmente uno de los países que más integran su cultura con el Té, tiene su hora creada las 5:00 PM como tradición para tomarlo y dicen fue en la época del Rey Carlos II en el siglo XVII que se casó con la princesa portuguesa Catalina que era gran consumidora del Té y fue capaz de integrarlo en la llamada alta sociedad dándole ese toque de distinción que todos querían copiar, haciéndolo crecer hasta la actualidad.

Variedades del Té

Las diferentes variantes del Té sea verde, negro, rojo, azul provienen del arbusto Camelia Sinensis, os explicamos brevemente como se obtiene cada uno de ellos y su diferencia:

  • Té Verde: se recoge de las hojas y se dejan secar sin pasar por el proceso de fermentación, por ese motivo el té verde siempre es menos aromático. (es algo más amargo y más natural). La infusión de este té es clara y de sabor seco.
  • Té Rojo: es un té semifermentado, las hojas se dejan madurar en cuevas bajo tierra con humedad y temperatura controladas, de ahí su ligero sabor terroso. tiene un proceso de fermentación de un par de años
  • Té Negro: es el resultado de fermentar el té verde. En un proceso de oxidación se produce le decoloración de las hojas verdes Infusión de color oscura, sabor fuerte y aromático.
  • Té Blanco: para su obtención se suelen elegir los brotes más tiernos y pasan por un breve secado. Los brotes sin abrir se recogen de arbustos seleccionados y se depositan en bolsas de seda. Luego son protegidos de la luz solar directa por la posibilidad de marchitarse. En el momento oportuno, las hojas se someten a una cocción muy ligera para completar el proceso.
  • Té Azul: o té Oolong se caracteriza por ser aromático y delicioso, con beneficios mucho más suave que otras variedades. Se encuentra entre a mitad de camino entre el negro y el verde.

Captura Captura

Ya sabemos un poco más de todo lo que es el Té, de lo que supone en muchas de las culturas y el porque de su posición de reconocimiento en nuestro mundo actual, de como se ha llegado a asentar como una de las bebidas más reclamadas por todos y de lo que nos puede aportar.

De esto ya hemos hablado en otras ocasiones, os dejamos alguna de las entradas que pueden ser de vuestro interés y en próximas entregas seguiremos hablando de todos los beneficios del Té, de sus variedades y usos

Diferencias básicas entre los principales tipos de té. (lateteradearganda.es)

El Té Rojo: Propiedades y Beneficios (lateteradearganda.es)

El mundo del Té, propiedades, sabores (lateteradearganda.es)

Las 5 bebidas mas refrescantes y sanas para el verano (lateteradearganda.es)

el Té en el deporte (lateteradearganda.es)

Cualquier duda que tengas, si necesitas consejo o pregunta que nos tengas que hacer, que puedes hacerlos a través de nuestro teléfono de WhatsApp/Telegram 636 448 549 o por correo electrónico en atencionalcliente@lateteradearganda.es 

Cuéntanos que te ha parecido esta entrada, que te aporta el y como se ha integrado en tu día a día.

Os esperamos en la próxima entrada

siguenos siguenos

Esta es mi valoración media
¿Cuántas estrellas merezco?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.